16 abril, 2011

- Azoospermia, tratamiento y causas

La azoospermia se define como la ausencia de espermatozoides en el eyaculado. Esto puede ser por obstrucción de la vía espermática (lo que hace imposible la salida natural de los espermatozoides).

El primer cuadro que denominaremos Azoospermia Obstructiva que puede ser de origen congénito (por ejemplo Agenesia de los conductos deferentes) o adquirida por infecciones, traumatismos o ligaduras voluntarias (vasectomía, como método anticonceptivo).



El segundo cuadro es la Azoospermia no Obstructiva (aquella en la que la falla es testicular). Puede tener causas genéticas, lo que significa la alteración de la información genética que el individuo trae desde nacimiento. A la fecha se conocen varios genes que si se alteran originan una Azoospermia. Cabe decir que la Azoospermia Obstructiva adquirida puede originarse a causas adquiridas durante la vida, como son las paperas que comprometen los testículos, la exposición a altas temperaturas, radiación, medicamentos, etc.

Diagnóstico:
Siempre el especialista tratará como primera medida, determinar si es de tipo obstructiva o no obstructiva. Para ello se basará en una serie de estudios como el espermograma, el examen físico, el control hormonal y los estudios genéticos.
En algunos casos será necesaria la realización de una pequeña biopsia testicular para poder diferenciar el cuadro.

Para la azoospermia obstructiva en algunos casos puede intentarse resolver por microcirugía para permeabilizar los finos conductos.
En los casos en los que esto no es posible, se procede a efectuar una recuperación de los espermatozoides que genera el testículo pero que no pueden salir para ser utilizados en un procedimiento de fertilización asistida.

Hoy se conoce que en los casos de azoospermia no obstructiva, el 50 a 60% de los varones que la padecen pueden tener fabricación de un número muy bajo de espermatozoides,  pero no llegan a parecer en el eyaculado por ser muy escasos.  Sin embargo, es posible recuperar los espermatozoides por un proceso similar a la biopsia testicular y, una vez clasificados se pueden utilizar en un tratamiento de fertilización o ICSI.
Estos avances en el diagnóstico y tratamiento han posibilitado a los hombres sin espermatozoides en el eyaculado, tener la posibilidad de recuperar su reproducción. En aquellos casos en que esto no sea posible, la pareja podrá optar por utilizar semen de donante (de banco) o adopción.

 Puede suscribirse a este Blog informativo y recibir un aviso en su e-mail cada vez que sean publicados nuevos contenidos.
Encontrará sobre la columna a la derecha un lugar para solicitarlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada